• Mensaje del Papa para la Cuaresma


    La Palabra es un don. El otro es un don
  • JÓVENES Y MISIÓN


    Joven, la misión te necesita
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2017


    21-23 de abril en Escorial, Madrid
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de experiencias misioneras de verano para jóvenes
  • Curso de Verano de Misionología


    Para la formación misionera de agentes de pastoral
  • ¿CÓMO COLABORAR CON OMP?


    Durante todo el año puedes colaborar con Obras Misionales Pontificias

jueves, 23 de marzo de 2017

Guía "Compartir la Misión"

Obras Misionales Pontificias España


La publicación “Compartir la misión" es una guía de las experiencia misioneras de jóvenes en España. Son propuestas misioneras que se adaptan a cualquier agenda universitaria o laboral  para todos los jóvenes que tengan el deseo de vivir una experiencia misionera, sea durante todo el verano o durante un mes.


“Compartir la misión” Guía experiencias misioneras de jóvenes




La Guía Compartir la misión es sólo una pequeña muestra de todas las experiencias misioneras de jóvenes que se realizan. Hay muchas personas implicadas y son muy numerosas las actividades que se hacen. Un catálogo completo de todas ellas ni es posible ni es la intención de esta guía. Compartir la misión es un botón de muestra; aún así ha sido muy útil para muchos jóvenes y agentes de la pastoral con jóvenes que han encontrado en ella un instrumento adecuado para sus necesidades de orientación en este campo. Esta guía ha surgido del convencimiento de la necesidad de una mayor interrelación entre la misión universal de la Iglesia y la pastoral juvenil. Lo que empezó un poco como aventura se va consolidando como una realidad en el mundo de la misión y de la pastoral juvenil de la Iglesia.

martes, 21 de marzo de 2017

Siete nuevos laicos misioneros

Obras Misionales Pontificias España


Siete laicos misioneros OCASHA-Cristianos con el Sur han sido enviados este mes a las misiones de República Dominicana y Ecuador



OCASHA es una Asociación de laicos misioneros al servicio de los pueblos del Sur, que, desde hace más de 50 años, cooperan en la evangelización, la promoción y el desarrollo enviando voluntarios a América Latina y África. En España trabajan creando conciencia en la sociedad de la problemática Norte-Sur. Este mes envía a siete laicos misioneros de las diócesis de Jaen, Ciudad Real y Orihuela Alicante. 

Carlos García Martínez, de la diócesis de Orihuela-Alicante, tiene 27 años y es licenciado en Ciencias Químicas. Sale por primera vez a la misión. Su delegado diocesano de misiones, Santiago Estradera Gómez, le impuso la cruz misionera en la celebración de envío el día 15 de enero en la Parroquia San Martín de Callosa de Segura, Alicante. Partirá a República Dominicana este próximo viernes día 10 de marzo, donde va a cooperar con el Servicio Jesuita de Refugiados y Migrantes.

Juan Antonio López-Manzanares Mascuñana, de la diócesis de Ciudad Real, es maestro y misionero veterano: 13 años en el Vicariato Apostólico de Yurimaguas, en la selva peruana. Volvió para cuidar a sus padres cuando le necesitaron y les ha acompañado durante 14 años. Ya cumplido su cometido en Manzanares, su pueblo natal, retoma el compromiso misionero, que esta vez le lleva a República Dominicana. Su envío misionero, a cargo de su delegado diocesano de misiones, Damián Díaz Ortiz, tuvo lugar el día 5 de marzo en la Parroquia Nuestra Señora de la Altagracia, de Manzanares. Al igual que Carlos y aunque en comunidades distintas, va a cooperar también con el Servicio Jesuita de Refugiados y Migrantes. Salen juntos el viernes 10 de marzo.

Antonio García Fernández y Ana Dolores Cruz Lendínez, matrimonio de la diócesis de Jaén y ambos maestros. Con sus tres hijos: Carla (16 años), Paco (13 años) y Moisés (12 años), también retoman su compromiso misionero después de 6 años entre nosotros. Se vieron obligados a interrumpir su trabajo en Ecuador, donde llevaban 9 años, por motivos de salud de Ana Dolores. Ahora toda la familia se pone en marcha para dar razón de la fe en Jesucristo, en las comunidades de la vicaría sur de la archidiócesis de Portoviejo, Ecuador. Sin fecha todavía de salida a la espera del visado, su deseo es estar allí para el inicio del curso escolar, el próximo mes de abril, a fin de que los jóvenes de la familia se incorporen sin demora al sistema de estudios de su nuevo entorno. La celebración de el envío misionero de la familia García-Cruz está previsto para el próximo domingo 12 de marzo a las 18h, en la capilla del seminario de Jaén.


OMPress, marzo 2017


Podemos seguir el trabajo de los tres equipos en el blog de proyectos de OCASHA-CCS:
http://ocasha-ccs.blogspot.com.es/

sábado, 18 de marzo de 2017

Seminaristas Misioneros

Obras Misionales Pontificias España


Reflexiones sobre el documento "El don de la vocación presbiteral" Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis



La Iglesia en España celebra desde hace años el Día del Seminario en la solemnidad de San José. Tal vez porque le fue encomendado el acompañamiento de Jesús mientras permaneció en Belén; tal vez porque el hogar de Nazaret pueda ser la referencia de una vida oculta, silenciosa y contemplativa, como la que han de vivir en el seminario los llamados al sacerdocio.

La disminución de vocaciones al sacerdocio en Occidente puede favorecer la sensación de que Dios ha dejado de llamar a su seguimiento en este específico estilo de vida del sacerdocio ministerial. Una primera mirada a la universalidad de la Iglesia desmonta esta visión pesimista de las vocaciones sacerdotales. Dios sigue bendiciendo a la Iglesia con la vocación al sacerdocio en no pocos fieles cristianos. Basta contemplar el florecimiento de vocaciones sacerdotales en ámbitos geográficos y culturales como son los territorios de misión. La llamada al sacerdocio sigue siendo una bendición de Dios, que llama a los que quiere, cuando quiere y de la manera más insospechada.

Sean cuales fueran la circunstancias, los responsables de su formación no cesan de seguir buscando modos y recursos formativos para ayudarles en este camino de seguimiento del Maestro y de  servicio al Pueblo de Dios. La respuesta ha sido ratificada por el papa Francisco con el documento El don de la vocación presbiteral, firmado el pasado diciembre.
AlfayOmega http://www.alfayomega.es/97474/tambien-deben-ser-comunidades-misioneras

Desde esta “Tribuna” quisiera dar gracias a quienes han trabajado en la elaboración de estas líneas maestras sobre la formación de seminaristas, en la certeza de que la renovación de la Iglesia comienza con la renovación de los sacerdotes. Independientemente de las características más específicas que articulan la preparación integral de los seminaristas, es justo reconocer la referencia permanente a su formación misionera, que afecta a la identidad sacerdotal como una de sus dimensiones esenciales. Formación misionera que no puede reducirse a una información o a la agradecida colaboración con proyectos sociales y pastorales, sino que, por pertenecer a la misma identidad del presbítero, ha de formar parte integrante, como afirma el documento, del itinerario formativo de los que han de ser enviados por la Iglesia a evangelizar. Es un compromiso irrenunciable para quienes tienen la misión de acompañar a estos elegidos en el proceso de su formación integral. Baste un detalle que no pasa inadvertido para los autores del texto: los candidatos, antes de ser admitidos al sacerdocio, deberían vivir una experiencia en algún ámbito misionero de la Iglesia  durante un tiempo razonable.

Esta formación afecta también a la reflexión teológica: “En un contexto de creciente movilidad humana, [...] no puede faltar en el programa de estudios la Misionología, una genuina formación sobre la universalidad de la Iglesia y promoción de su anhelo evangelizador, no solo como missio ad gentes, sino también como nueva evangelización” (n. 171). Hacemos votos para que la Teología de la Misión vuelva a los estudios ordinarios de los centros superiores de Teología. Será el mejor instrumento para que los sacerdotes abran su corazón a esa universalidad de la Iglesia y estén disponibles para ser enviados a los ámbitos donde el Evangelio aún no ha sido anunciado.

Anastasio Gil,  Director Nacional de OMP, Tribuna Misionera Revista Misioneros Tercer Milenio

Ver el documento completo:

Leer el artículo publicado en Alfa y Omega sobre la intervención de Fernando Domingues,  Secretario general de la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol en el Encuentro de Empleados y Voluntarios, sobre la  Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis

jueves, 16 de marzo de 2017

Una bienvenida y un "hasta luego"

Obras Misionales Pontificias España


Monseñor Francisco Pérez González, elegido como presidente de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias



Obras Misionales Pontificias se alegra por la elección del arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, monseñor Francisco Pérez González, como presidente de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias (CEM). 

Es destacada la vinculación de monseñor Pérez González con el mundo misionero. Varios de sus cargos pastorales han estado íntimamente vinculados con la misión “ad gentes”. De 2001 a 2011, en dos períodos consecutivos, fue el Director Nacional de Obras Misionales Pontificias. Asimismo ha sido director de la Cátedra de Misionología (vinculada a la Dirección de OMP) de la Facultad de Teología de la Universidad San Dámaso de Madrid. Fue miembro de la CEM de forma ininterrumpida entre 1991 y 2011, y nuevamente desde 2014 hasta la actualidad. 

miércoles, 15 de marzo de 2017

Jornada de Misionología en San Dámaso

Obras Misionales Pontificias España


La Cátedra de Misionología de la Facultad de Teología San Dámaso celebra el 29 de marzo una Jornada Académica con el título “Misterio de la Iglesia: Misterio de comunión y misión”



La Jornada se presenta en el contexto de la exhortación del Papa Francisco en Evangelii Gaudium: “En diversos países resurgen enfrentamientos y viejas divisiones que se creían en parte superadas. A los cristianos de todas las comunidades del mundo, quiero pediros especialmente un testimonio de comunión fraterna que se vuelva atractivo y resplandeciente. Que todos puedan admirar cómo os cuidáis unos a otros, cómo os dais aliento mutuamente y cómo os acompañáis”.